Irracionalidades

En la asamblea de profesores de ayer lunes, el profesor Leopoldo Múnera remató la sesión con una frase, a mi juicio, memorable:  “la racionalidad científica conduce a la irracionalidad política”. No voy a discutir ahora el contenido de dicha frase, pero quiero aprovechar su provocador espíritu para dirigirme a mis colegas científicos.

Apartando los plantones, marchas y manifestaciones con pancartas, que tienen sus efectos innegables;  los profesores tenemos un modo privilegiado de participación dentro de la Universidad Nacional: la asamblea de profesores. Es un mecanismo legal y expedito. En ella se toma en cuenta a quienes asisten y exponen públicamente su punto de vista. Puede ser incómoda para quienes se disgustan cuando su opinión no es la mayoritaria. La única actitud madura es superar ese disgusto y participar. Aunque tengamos diferencias públicas (incluso con nuestros propios representantes), aunque algunos sean más vehementes que otros en el tono o la forma de su participación; somos todos colegas y al final de la reunión nos tratamos con la misma cordialidad.

La indiferencia que muestra la gran mayoría de nuestros colegas profesores de ciencias a participar en la asamblea contrasta con la inmensa cantidad de correos, trinos y mensajes en facebook. Con todo el respeto, nos parecemos a los niños que cuando van perdiendo en un partido de pelota se paran y se van. Estamos haciendo pataletas en lugar de participar. Pues bien,

Párense y váyanse. El partido va a seguir.

El resto de nuestros colegas sí participan, y expresan sus puntos de vista, usualmente diferentes al nuestro, en la asamblea de profesores.

Ellos sí están jugando el partido,

Hay un mecanismo de participación, malo sería que no hubiese ninguno. Puede que no nos guste:  es lo que hay. La decisión  tácita de la mayoría de los científicos de no participar en las asambleas es emocional. Es irracional de parte nuestra. Quienes compartimos un punto de vista diferente al del profesor Múnera y el resto de nuestros colegas de la asamblea, desde nuestra condición minoritaria, dimos en mi opinión una buena discusión en la reunión de ayer lunes. Nuestro punto de vista no es el  mayoritario porque no participamos masivamente. Así de sencillo.

En política, lo racional es aceptar la realidad que tenemos frente a las narices y actuar en consecuencia, no mirar únicamente lo que quisiéramos que fuera la realidad. Nuestra irracionalidad política le hace juego a la de quienes mantienen el bloqueo en pié.  Los científicos, en esta coyuntura política, estamos siendo decididamente irracionales, e irresponsablemente inmaduros. A ver si despertamos.

Advertisements

Dejar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s