Diario de caminata 28/01/2013 El tiempo y Bogotá

El tiempo y Bogotá

Cada ciudad tiene su ritmo. París, por ejemplo, es considerada frecuentemente como una ciudad frenética. Tengo que decir que, con sus aceras anchísimas y sus parques inmensos, París siempre me resultó una ciudad para caminarla completa, de cabo a rabo, y gastarse una vida en ello. Cierto también que una ciudad a pié nunca es igual a una ciudad en carro o transporte público. La caracas de a pié hace muchos años dejó de ser la ciudad de los techos rojos, pero aún, con un poco de suerte, le puede brindar a quien la conoce o reconoce, algo de la vieja amabilidad que guarda debajo de sí misma.

La vibración de las ciudades tambié depende de la hora en la que se les mire. Mi favorita por el momento es Bogotá, entre las 5 y las 7am. Esta es una ciudad inmensa. Tiene casi tres veces la superficie de Caracas y casi el doble de gente, con algo menos de la mitad de automóviles. En Bogotá, aunque las aceras no sean siempre anchas y las calles asomen postes repletos de cables; se puede (y vale la pena) caminar.

¿Mi zona favorita? El centro geográfico que hacen entre Teusaquillo, Chapinero y el casco viejo. Bogotá es grande, muy grande. Su periferia es prácticamente inabarcable. Para llegar al trabajo, la gente amanece desde muy, muy temprano. Los fruteros abren entre 6 y 7am. Algunas peluquerías abren a las 6am y, a las mujeres que trabajan en puestos gerenciales o en atención al público,  es frecuente verlas más o menos a esa hora, en uniforme de trabajo, esperando su turno en algún salón para hacerse un secado/alisado de cabello antes de entrar a trabajar. Los desayunaderos abren usualmente después de las 7am. Si consigue alguno que abra a las 7am en punto; no lo dude: desayune allí. Si abre tan temprano es porque tiene clientela desde esa hora. Y si tiene clientela desde esa hora, es porque la cocina es buena.

Desayunar en Bogotá, en plena calle, es algo que debe intentar. Los desayunos ambulantes no son siempre recomendables. Hay que desconfiar de las empanadas fritas, casi siempre tienen varios días de hechas y, por eso mismo, son muy pero muy pesadas de digerir. Sobre la 100 con 54 (en los alrededores del edificio de la IBM) se para un vendedor ambulante de arepas con chorizo. Por la 45 con 24 hay otro. En la 53 con 28 (frente al centro comercial Galerías) conseguirá un local donde las sirven. Es uno de los mejores desayunaderos a la redonda. Las arepas con chorizo son todo un tema aparte: La arepa asada, de maíz blanco (no de harina de maíz, sino de maíz molido) es calentada al fuego. Cuando la muerda descubrirá que por dentro llevan queso. El chorizo que le adjuntan no es mi parte de mi dieta, pero según la propia gente que hace cola para comprar una, vale la pena probarlo. Si se anima a entrar a algún desayunadero, pruebe las sopas. Changua (sopa de leche para niños), caldo de costillas, caldo de raíz, sopa de pajarilla… Si los ve por allí, atrévase. El caldo de costilla es un clásico, como las odas de Homero o la novena de Beethoven: donde lo consiga, tripéeselo y no lo pele. Es de costilla de res. El caldo es sencillo: sólo tiene la carne de la costilla, papa blanca, sal y cilantro rizado (una variedad local) recién cortado, que se añade justo al momento de servirlo y le da un aroma especial.  Para los más temerosos siempre están los huevos al gusto, como les gusta decir aquí; acompañados de pan y chocolate.

Hay algunos sitios donde conseguirá desayunos gourmet, y otros de perfil intermedio. Si vive cerca de la Soledad, una buena opción es desayunar cerca del Parkway. El Andante es un local que, aunque forma parte de una franquicia, tiene su propia personalidad. Los desayunos allí son muy agradables. Tienen buen café. Si quieren una cafetería seria, prueben en el EyDCafés, sobre la 67 con 4ta. Me parece insuperable.

Finalmente, si Usted es de los que madrugan de verdad, hay algo que amará de Bogotá. Entre las 5am y las 6am la temperatura es más fría, todavía se sienten los restos de la madrugada y hay algo a lo que los Bogotanos mismos le pasan de lado, un tesoro que no saben que tienen: El silencio. Levántese y salga a caminar. Cuando llegue a la puerta de la calle, cierre los ojos por un momento, y únicamente escuche. Sí. No está Usted alucinando. Son pájaros. Se escuchan por toda la ciudad. Hay más hacia la montaña, y menos hacia las zonas industriales. Los pájaros me acompañan, todas las mañanas, a la hora del amanecer. Camino con ellos mientras levanta la mañana. A esa hora se siente, especialmente, el clima de montaña de Bogotá. Se perciben sin dudas los 2.600 metros de altura. Un excelente plan para los más deportistas es subir a Monserrate un poco más tarde, a partir de las 6am, cualquier día de la semana. Me refiero a subir la montaña a pié. La entrada está un poco más arriba de la estación del teleférico. La subida es corta y muy exigente. Son apenas entre 45min y 1h, dependiendo de su estado físico, pero dado que comienza a subir a casi 2.700mts, la altitud y la falta de oxígeno se sienten en la demanda cardio-pulmonar. Si no tiene un estado físico intermedio, no lo intente. Sedentarios abstenerse so riesgo de una baja de azúcar, un yeyo o un patatús. Como dicen aquí, mejor que no le dé la pálida mi chino. Al terminar la caminata arriba, se puede desayunar allí mismo, en Monserrate, en alguno de los locales de más arriba de la Iglesia.

En cuanto a mí, sigo prefiriendo el minimalismo.

¿Mi desayuno favorito? Una caminata de corta con Milú, mi perra dálmata, lo más temprano posible entre 5:30 y 6am. Luego 10 minutos de meditación frente a la ventana, para escuchar los pájaros. A veces medito mientras camino con Milú. Después de eso; un buen expreso o una prensa francesa, con café artesanal de Amor Perfecto; y media hora de zambullida en twitter antes de comenzar a trabajar. Los domingos soy algo más sibarita: me doy un descanso del cyber-mundo y prefiero leer la prensa. Soy fanático de El Espectador y El Tiempo. Nada como leer, y ganar, y perder el tiempo en Bogotá.

Advertisements

Dejar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s